Otro

¿Cómo lavar una pared?

¿Cómo lavar una pared?

Lavar una pared es algo que debe hacer al menos una vez en la vida. Para preparar una pared para volver a pintar o solo para lavarla, la solución es la lixiviación. ¡Pero cuidado, este paso crucial no debe hacerse al azar! Aquí hay algunos consejos para lavar sus paredes en el estado del arte.

Prepárese bien antes de lavar las paredes.

Lo primero que debe hacer es tener las herramientas adecuadas. Si lavar una pared no requiere muchas herramientas, aún es necesario equiparse. Una esponja nueva, agua caliente, un lavabo y detergente son suficientes. En general, recomendamos el detergente en polvo St Marc, cuyas propiedades son más adecuadas para lavar una pared. También encontrarás jabones específicos (y un poco más caros) en tiendas de bricolaje. Pueden ser útiles para lavar paredes con revestimientos especiales (papel tapiz, tadelackt, friso de pared, etc.)

Lavado: ¡proteja los pisos y sus ojos!

Recuerde proteger su piso con láminas de plástico. Finalmente, el último consejo, la lixiviación es una operación que puede resultar desordenada, así que recuerde ponerse ropa que no tema nada y gafas protectoras para proteger sus ojos de posibles proyecciones.

Lava las paredes paso a paso

- Diluya el detergente en agua caliente a razón de dos cucharaditas por litro de agua. - Use la nueva esponja que remoja en el agua y luego comience a lavar con movimientos circulares. ¡Tenga cuidado de no remojar su esponja! - Siempre comience en la parte inferior de la pared, para evitar goteos que puedan quedar y, por lo tanto, hacer huellas. - Finalmente, abra sus ventanas para permitir un secado más rápido.